Así funciona un Range Rover Sport teledirigido, a escala 1:1

Estoy seguro de que muchos de vosotros habéis jugado con coches de radio control, la sensación de controlar un vehículo desde una perspectiva externa es muy diferente - como en un videojuego -, y nos permite contemplar la acción con alguna que otra ventaja. Lo que no se nos había ocurrido nunca es controlar algo tan grande como un Range Rover Sportdesde un teléfono móvil.

La firma británica ha desarrollado un sistema de comunicación con el vehículo que tira de aplicación móvil, y no solo permite cerrar o abrir puertas, también está ahí para hacerlo andar sin que nosotros estemos dentro. Actualmente Land Rover lo tiene en fase de prototipo.

Como podéis ver en el siguiente vídeo, la funcionalidad está ahí para ayudar a pasar por situaciones complicadas en el terreno, y estando fuera del vehículo sería más adecuado para supervisar el ataque de los ángulos de las pendientes o cambios de rasante.

También es cierto que la mayoría de compradores de un Range Rover Sport no van a conocer lo que es un camino sin asfalto en toda la vida de su vehículo, así que hay otras aplicaciones interesantes, como cuando nos dejan encerrados en un aparcamiento. Si no hay forma de abrir la puerta, damos marcha atrás con la aplicación, y ya podemos acceder.

Land Rover le pone limitaciones

En el vídeo también podéis comprobar como hay una tercera funcionalidad que permite cambiar el sentido de la marcha en un carril - desde parado -, que suele realizarse con varias maniobras incómodas, y el coche las realiza de forma autónoma.Parece que todo funciona como podemos imaginar, pudiendo actuar sobre la velocidad - podemos visualizar la marcha conectada - y la dirección del vehículo. El primer parámetro está limitado a 6,5 kilómetros por hora, y el rango de funcionamiento es de unos 3 metros del coche.